viernes, 10 de marzo de 2017

GRAVITY de tulson tolf


 La marca  TULSON TOLF especializada en pies de gato y calzado para montaña y escalada, no deja de crecer y sorprendernos. A la ya conocida amplia gama de pies de gato y calzado para todas las disciplinas y estilos de escalada.

 Tulson Tolf ha dado un paso más con su equipo de I+D y en el último año han visto la luz novedosos diseños, como son los QUBIT. Un pie de gato ultra ligero y plegable con una estupenda adherencia y pensado para desplazamientos rápidos en roca. Lo que ya se conoce como “Climbing Running” o “Alpin Running”.

 Por otro lado, recientemente ha visto la luz el nuevo modelo GRADE en sus tres versiones, cordones, velcro e indoor. Un pie de gato técnico y novedoso para las vías más duras y exigentes, con un sistema revolucionario y llamado “Equilibrium”, que coordina de una manera eficaz la puntera y el talón para una mayor precisión.

 Yo ya estoy escalando con este modelo en deportiva y la verdad que los resultados y sensaciones son muy sorprendentes.


 Pero hoy os voy a hablar del modelo GRAVITY, un pie de gato diseñado tanto para escaladores TRAD de vías largas en pared como para escaladores deportivos.

Para leer más........




 El GRAVITY destaca por su firmeza y adherencia en rocas donde por su formación de pequeños cantos, regletas o garbanzos de granito, es necesario una confianza y seguridad superiores.  Ello lo consigue gracias a su diseño y la suela (Vibram XS edege de 4mm). Con esa suela se puede catalogar como un gato duro y de canteo, para escaladores que les guste ese tipo de escalada y sensación en los pies. No por su dureza es un gato que haga daño o sea incomodo. Su diseño y sus materiales hacen de este pie de gato, que sea cómodo y técnico a la vez.

 Fabricado en material de SERRAJE de 1.8 mm, con plantilla interior TERMOPLÁSTICA RX-4, con cosidos en ZIG-ZAG 4D y con un peso aproximado de 256 gramos.

 Todo ello hace de este modelo, un pie de gato ideal para escaladas en granito y caliza de vías clásicas, vías largas, de autoprotección, fisuras y deportiva de nivel medio alto.

En la cima del Picu Urriellu tras escalar "Gizon berri bat naiz" 7B+ 500m

Yo llevo usando este modelo desde la temporada pasada y la verdad es que siempre que he escalado con ellos, puedo decir que no he sufrido nada de pies. Y eso que soy un escalador con el problema de tener los pies bastante anchos y que me cuesta bastante tiempo hacer los pies de gato para que no me duelan.

 Con los GRAVITY desde el primer día me di cuenta que podría estar con ellos puestos bastante tiempo sin tener que soltármelos. Aparte de la anchura del pie, suelo tener más problemas con la llegada del calor y el verano, cuando los pies se hinchan más de lo habitual y algunos gatos que en invierno no me hacen mucho daño, en verano no aguanto el dolor.

 Si a esto le sumamos el escalar una vía de muchos largos, en vez de deportiva que te los puedes quitar cada vez que bajas al suelo. Al tener que estar muchas horas con los pies puestos, la situación se hace insufrible y aunque te los quites en la reunión, al volvértelos a poner no aguantas el dolor. No han sido pocas las ocasiones en las que he tenido que salir de una pared en los últimos largos, pisando con los talones o incluso en zapatillas.

 Con los GRAVITY en todas las vías de largos que he escalado, desde el primer día no me los he tenido que quitar ni en las reuniones ni en los rapeles. Y aunque haga calor no se me hinchan ni me sudan demasiado los pies como con otros pies de gato.

 Asegurando y rapelando con los GRAVITY puestos en el Picu y en el Ason

 Por todo ello el GRAVITY es mi gato preferido para escalar vías muy largas o donde vaya a escalar al sol y pueda terminar sufriendo de pies. Todo ello sin olvidar la precisión y adherencia de este modelo que aunque no sea el más técnico ni el más indicado para vías de alta dificultad, en vías hasta séptimo grado son suficientemente técnicos y puedo llevarlos puestos toda la vía e incluso en la bajada.


 Algo impensable con otro de los modelos que más me gusta el CURIOSITY PLUS, que aunque sea más técnico y curvado para vías más difíciles, no puedo escalar con ellos vías demasiado largas de pared o con mucho calor.



Por otro lado y aparte de mis escaladas con amigos o por placer. En mi trabajo como Guía de escalada en roca, son mis mejores aliados y en todos los cursos y actividades guiadas que he realizado desde el año pasado, llevo los GRAVITY.

  Sobre todo utilizo los GRAVITY por su anchura y comodidad, piel resistente, suela bien gorda y de calidad y un ajuste óptimo con los cordones. Tras un tiempo usándolos no me suda mucho el pie y la transferencia de calor en las placas no se hace insoportable y hace de este pie de gato una buena herramienta para cursos de escalada y guiados donde puedes llegar a pasar muchas horas con ellos puestos.

 Y todo ello sin olvidarnos y sin dejar de lado la precisión, ya que no es un gato clásico o de iniciación que no responde bien en pequeños agarres. Con el GRAVITY podrás pisar pequeñas regletas o salientes con la mayor seguridad y transferencia de carga.

  Un modelo indispensable para cualquier escalador.

 Guiando en el Picu Urriellu y en Ranero con los GRAVITY.

No hay comentarios:

Publicar un comentario